organizar armario

Cómo organizar un armario: 17 tips que te ayudarán

¿Cuántas horas de tu vida has dedicado a organizar un armario? Seguramente muchas, y hoy te traemos 17 tips fantásticos para que se mantenga organizado y asegurarte de que, pase lo que pase, nunca más tardes más de 20 minutos reorganizando tu ropa.

Con estos 17 tips fáciles para organizar un armario lograrás mantenerlo ordenado durante mucho más tiempo y encontrarás tus prendas fácilmente. ¡Vamos a ello!

1. Haz una “limpieza” de ropa por categoría

Antes de empezar, es importante que sepas cuánta ropa tienes y de qué tipo pero, antes de que lances toda la ropa encima de la cama y formes una montaña enorme y abrumadora, ten en cuenta que es el método más ineficiente que hay.

La mejor forma es separar la ropa por categorías como por ejemplo, pantalones, tops, abrigos, ropa interior, vestidos y accesorios. Haz una limpieza categoría por categoría antes de pasar a la siguiente.

¿Por qué es este el mejor método? La respuesta es porque es mucho más fácil comparar prendas similares cuando están todas agrupadas frente a ti, lo que facilita deshacerte de las cosas que sabes que tienes muchas o que ya no te gustan.

Cuando empieces a hacer la limpieza, comprómetete a conservar la ropa que sabes que te encanta y que usas con frecuencia. Si algo te genera dudas, mejor apartala en la montaña de ropa para donar.

2. Vacía y limpia a fondo, tip clave para organizar un armario

Una vez tengas hechas las pilas de ropa para donar y ropa para guardar, además de tus zapatos y accesorios, vacía completamente tu armario y saca todo lo que aún permanezca en su interior.

A continuación, agarra los productos de limpieza, la aspiradora y hazle una limpieza profunda hasta que huela y se vea como nuevo.

3. Diseña y organiza un armario ideal

Imagina y plasma sobre un papel o en tu mente tu armario ideal, siempre dentro de lo razonable, obviamente. Si tienes tiempo y dinero para una renovación completa y dejarlo como el de Carrie Bradshaw, no lo dudes y hazlo.

De lo contrario, tendrás que emplear toda tu imaginación y creatividad para trabajar con lo que tienes y organizar un armario de tus sueños.

Apunta las mejores características de tu armario y utilizalas a tu favor: igual tienes un montón de espacio vertical, cajoneras, estanterías incorporadas o barras colgantes. Tengas lo que tengas, sácale ventaja.

4. Guarda tu ropa por categorías

Seguramente este consejo te va a parecer obvio, pero es lo mejor para cuando necesitas localizar esa camisa tan mona en un minuto.

Es aconsejable que juntes las prendas similares. Por ejemplo, guarda todos los cinturones en el mismo lugar, cuelga tus vestidos de verano uno al lado de otro y mantén tus camisetas de deporte separadas de tu pijama.

5. Cuelga tus prendas delicadas, elegantes o resistentes

Si no tienes mucho espacio para colgar todas tus camisetas, entonces habrá que priorizar. Cuelga prendas delicadas como vestidos, faldas y lencería, prendas elegantes como trajes y prendas más robustas, como abrigos y chaquetas.

Para organizar un armario y que sea más armónico y feliz, hazle caso a Marie Kondo y cuelga todas tus prendas mirando hacia la misma dirección, los artículos más largos a la izquierda y los más cortos a la derecha para que la parte inferior de tu ropa cree una línea inclinada hacia arriba.

6. Usa perchas que combinen

No hay nada más caótico para una amplia colección de perchas de alambre, perchas de madera y perchas de plástico de colorines tratando de coexistir pacíficamente.

Dile adiós al desorden visual y dale a tu armario un aspecto elegante y aerodinámico utilizando perchas a juego con tu ropa.

Invierte en perchas que sean funcionales para las prendas que tienes en tu armario. Por ejemplo, elige perchas resistentes para tus abrigos y evita la perchas de madera para tus blusas de seda resbaladizas.

7. Junta en un sector los artículos gruesos como jerseys y prendas de mezclilla

Deja ese apreciado cajón para otras prendas y opta por apilar los jerseys voluminosos de invierno y los jeans (en montones separados, por supuesto). Estas prendas son perfectas para poner en estanterías porque son resistentes y gruesas, lo que significa que no se arrugarán ni perderán su forma.

Además, tienes una gran ventaja: podrás ver cada prenda con claridad, lo que hará que sea mucho más fácil encontrar lo que estás buscando.

8. Enrolla camisetas, pijamas y ropa de deporte en cajas de almacenamiento

Prendas como camisetas de algodón o shorts suelen ser delgadas y flexibles, lo que les permite ser prendas perfectas para enrollar y doblar.

Esta técnica, una de las favoritas de Marie Kondo, hará que te ahorres una gran cantidad de espacio. En lugar de doblar y apilar tu ropa más suave y delgada, simplemente doblala por la mitad y enrollala en pequeños tubos, al más puro estilo Marie Kondo.

Mete esta ropa enrollada en cajas de zapatos o en las típicas cajitas de almacenamiento que puedes encontrar en Ikea o en Amazon, o también puedes utilizar cestas o tappers transparentes, perfectos para estanterías.

9. Ubica la ropa que más utilizas a la altura de los ojos

Este es un gran tip a la hora de organizar el armario: mantén todo lo que usas regularmente en medio de tu armario y a la altura de los ojos para que sea más fácil de encontrar. Muy útil para esos días que se te ha hecho un poco tarde y necesitas vestirte rápido.

10. Organizar un armario por colores le un toque visual

Sabemos que organizar un armario por colores puede ser tedioso e implicar tiempo extra, pero el resultado final hará que elegir un outfit sea mucho más fácil.

No es necesario que pierdas la cabeza intentando recordar el orden exacto del arcoiris, solo clasifica por color y ya tendrás un armario mucho más ameno a la vista.

11. Saca provecho a tu espacio de almacenamiento vertical

Maximizar tu almacenamiento vertical es clave a la hora de organizar un armario. Cuando nos referimos a almacenamiento vertical queremos decir paredes, estantes superiores, puertas e incluso ese espacio muerto entre el suelo y los dobladillos de los vestidos que cuelgan.

Algunos ejemplos para aprovecharlo al máximo son colgar un zapatero sobre la puerta, o también puedes usar ese espacio adicional de la pared para instalar estanterías para guardar un organizador de maquillaje, una cajita de joyas o tus bolsos.

12. Usa separadores de cajones para tu ropa interior

Este tip sí que es un clásico a la hora de organizar un armario: los separadores de cajones son la clave para que cada mañana comience con una sonrisa y, de pasada, saber cuándo es hora de hacer la colada.

Para maximizar el espacio y hacer que sea más agradable a la vista, enrolla los calcetines, las medias, la ropa interior y los cinturones. Ya sabes, Marie Kondo style.

13. Cuelga tus bufandas en perchas

Obviamente si son muy gruesas puedes enrollarlas o ponerlas en una estantería, pero la mejor opción para mantenerlas organizadas y a la vista es ponerlas en una percha. Esto las mantendrá libre de arrugas y podrás acceder a ellas rápidamente.

14. Usa un espacio vacío para colgar tu bisturería, accesorios y joyitas

Si tienes unos centímetros de espacio libre en pared, usa tu creatividad y utiliza esta área para colgar accesorios como cinturones, joyas, sombreros o corbatas.

Para hacerlo, puedes usar clavos, ganchos para toallas u optar por un enfoque más personal.

15. Organiza el contenido de tus cajones en el orden en el que te vistes

Solo haz el siguiente ejercicio: dedica un momento a pensar en lo que cambiaría tu rutina matutina si al despertar no necesitarás pensar dónde está tu ropa.

Si tienes una cómoda o una cajonera, usa la inteligencia para organizar los cajones. En el primer cajón guarda las prendas que te pones primero al vestirte por la mañana, como la ropa interior. Sigue los los pantalones en el cajón de abajo y en las camisetas, en el cajón que sigue.

16. Gira las perchas hacia atrás para marchas con qué frecuencia usas la ropa

Este truco para organizar un armario te va a ahorrar la molestia de ponerte a pensar qué ropa es la que usas con mayor frecuencia y qué prendas no sueles usar nunca, a pesar de que de alguna manera, siempre termines justificando que se quede entre tus prendas por su belleza o utilidad.

Este truco funciona así:

Gira todas tus perchas al revés. Cada vez que saques un artículo de tu armario para utilizarlo, gira la percha para que quede hacia delante. 

Cualquier prenda que tenga perchas orientadas hacia atrás después de seis meses directamente debería ir a la pila de ropa para donar.

17. Utiliza la regla “uno dentro, uno fuera” para mantener tu ropa bajo control

A pesar de que te esfuerces muchísimo en organizar un armario, y tu armario en particular, es posible que al final del año termines con un montón de ropa que ya no te apetece ponerte.

Aquí es cuando entra en juego la regla “uno dentro, uno fuera”. Por cada prenda nueva que traigas a tu armario, te deshaces de otro. ¿Que tienes un par de botas nuevas para estrenar en otoño? Descarta esos zapatos que tienes hace tres años y ya tienen los tacones desgastados. Es muy simple y garantiza que tu cantidad de ropa se salga de control.

1 comentario en “Cómo organizar un armario: 17 tips que te ayudarán”

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies